miércoles, 23 de julio de 2014

‪#‎YoSoyNazareno‬


El símbolo que veis en la imagen es la letra Nun del alfabeto árabe. Hace referencia a la palabra «Nasarah» o «Nasrani» (Nazareno), término con el que los islámicos han designado a los cristianos durante siglos.

Hoy, los radicales islamistas están marcando con este símbolo los hogares cristianos en Mosul, identificando así a sus habitantes como enemigos para obligarlos a convertirse al Islam o matarlos.

La persecución comenzó retirando el sueldo a los funcionarios cristianos. Posteriormente, se negó la distribución de alimentos a las familias no musulmanas. Marcas en las casas, robos y expolios han obligado a los cristianos a huir de Mosul sufriendo la persecución yihadista que ha confiscado, entre tanto, sus casas, bienes y dinero.

En apoyo de los cristianos perseguidos, os animo a todos los internautas a mostrar este signo ( ن ), símbolo del genocidio cristiano en Irak, en vuestras bitácoras y en las redes sociales.

3 comentarios:

Mori dijo...

Estas cosas son muy tristes. Judíos, cristianos y musulmanes tenemos muchas cosas en común, nuestras religiones son hermanas. Como decía Miguel Hernández " tristes guerras si no es amor la empresa". Un beso.

Anónimo dijo...

A JESUCRISTO lo Persiguieron a nosotros tambien.El dio la vida por sus enemigos. Rezaremos unos por otros La Iglesia siempre ha sido regada con la sangre de los martires

Carmen escribano dijo...

A mi que sucedan cosas así me parece muy triste!
Rezaremos para que esto deje de pasar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).